La Importancia De Las Primicias

El manejo de los recursos es un tema verdaderamente interesante en la Biblia, desde el principio Dios confió al hombre la administración de sus bienes, Señorea y Sojuzga la tierra dijo el Señor, Génesis 1:26-30, del Heb. Radá (sig: dirigir, mandar y tomar) el Salmo 24:1 dice; De Jehová es la tierra y su plenitud, el mundo y los que en el habitan, así que nosotros somos mayordomos, administradores de las riquezas de Dios. Teniendo presente este principio no debemos codiciar ninguna cosa, pues como bien sabemos solo estamos de paso aquí… Y como bien sabemos teniendo a Dios lo tenemos todo, pero no teniendo a Dios no tenemos nada. 1Juan 2:17. Solo el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre. Desde el principio Dios estableció leyes, que desde todo punto de vista, establecen el orden para vivir una vida agradable a Dios; en obediencia tenemos su presencia y su favor; pero la desobediencia nos hace perder la relación con Dios y todo lo que él es: así que cuando el hombre se sujeta a Dios, tiene a Dios y todo lo que es de Dios le pertenece.

Sabía usted que en la Biblia, más de 500 versículos hablan de oración, más de 500 hablan de la fe, más de 700 hablan del cielo, y más de 2,000 versículos hablan del dinero y por si fuera poco: 16 de las 38 parábolas de Jesús se refieren a las riquezas. ¿Por qué? Porque la manera como manejamos nuestro dinero habla de quienes somos”. La manera en administramos el dinero, muestra que es lo más importante en nuestra vida: no es rico el que tiene mucho, sino aquel que da mucho, no es pobre el que tiene poco, sino aquel que solo tiene cosas (dinero, bienes materiales joyas etc,), pero carece de gracia divina, de misericordia, de amor y compasión por los demás, incluyéndose a él mismo. Un día como todos comparecerá ante el tribunal de Cristo para dar cuentas de los talentos que Dios le dio.

Las Primicias hablan de un principio Bíblico que podríamos resumir así: El primogénito, así como los primeros frutos de la cosecha, deben ser consagrados (dedicados) a Dios. Éxodo 13:2, vemos en este texto una especie de control de calidad, “de vida con Dios”; el consagrar y redimir al Primogénito y las Primicias, mantendría viva la llama de la fe, la dependencia divina, la comunión con Dios, y la gratitud con el dador de todo bien. Entregar, consagrar o dedicar a Dios las Primicias, fueran personas, animales, frutos o semillas, es una forma de honrar a Dios. Proverbios 3:9-10, ¿Por qué Dios pide lo primero para Él? Porque Dios debe ocupar el primer lugar en nuestra vida y en nuestro corazón. Mateo 6:33, es por eso que los primeros frutos le pertenecen a Él. Éxodo 23:19, cuando le entregamos lo primero y lo mejor, Dios se compromete a bendecirnos y prosperarnos en todo. Ni la Biblia, ni la iglesia establecen una cantidad, esto es responsabilidad de cada creyente, conforme a lo que Dios le ha dado, el creyente debe dar con generosidad. 2 Cor. 9:6. Proverbios 11:24-30

Write a comment:

Your email address will not be published.

Síguenos: