Estudio de Gálatas Capítulo 3:1-29

Hoy como ayer hay cristianos que corren el peligro de actuar, como si la muerte de Cristo no hubiera sido suficiente para su salvación, al pretender poner en práctica las tradiciones judías dentro del ámbito cristiano gentil, aseverando que solo puede obtenerse la salvación por medio de lo que hacen, y no confían plenamente en lo que Cristo hizo en la cruz. Si pudiésemos salvarnos por ser obedientes a las leyes la “Ceremonial, Civil y Moral”, no hubiese sido necesaria la muerte de Cristo, pero siendo bíblicos y reconociendo que, desde el antiguo testamento, los patriarcas y los profetas hablaron del plan de Dios, de redimir a judíos y gentiles mediante la fe en el sacrificio del Unigénito Hijo de Dios, quien dijo de sí mismo… Yo soy el camino, la verdad y la vida, nadie viene al Padre sino por mí. Pablo sorprendido expresa: Oh gálatas insensatos, ¡quien os fascino para no obedecer a la verdad?

Los judaizantes dijeron acerca de Pablo, que pervertía la verdad (Hechos 21:27-31), sin embargo, la misma escritura nos enseña que el mensaje del evangelio de salvación, que Dios envió tanto para judíos, como para los gentiles, le fue revelado a Pablo por nuestro Señor Jesucristo Gal. 1:11-12. También acusaron a Pablo de ser un traidor de las tradiciones judías, pero en el testimonio que Pablo da de sí mismo, habla de ser uno de los judíos mas “celosos de la ley y de sus tradiciones” (Hechos 26:5); de donde Cristo mismo lo saco y lo transformo, encomendándole la misión de predicar el evangelio que el mismo perseguía, cuando iba camino a Damasco, en una de sus fanáticas incursiones, buscando llevar a la prisión a los creyentes en Cristo. Hechos 9:1-30. Pablo fue acusado de comprometer la fe y de rebajar el evangelio, para congraciarse con los gentiles, sin embargo; los apóstoles que habían estado con Jesus durante su ministerio en la tierra, declararon que el mensaje predicado por Pablo era el evangelio verdadero: (Hechos 15:22-29 y Gálatas 2:1-10).

También Pablo fue acusado de menospreciar la ley de Moisés, pero lejos de hacer la ley a un lado, Pablo puso a la ley en el lugar que le correspondía, enseñando que por la ley se descubre el pecado, para guiarnos a la salvación por medio de la fe en Cristo. Gálatas 3:19-29. Así que ante la necesidad de atender la confrontación entre cristianos gentiles y los judaizantes, Pablo escribió esta carta para los cristianos de galacia y para nosotros, con el fin de mostrar la verdad del evangelio, ante el peligro de que los judaizantes confundieran a los creyentes gentiles. Y no obstante el que este tema, había sido abordado en el concilio de Jerusalén del cual se nos habla en Hechos 15. Hoy como ayer el no escudriñar las escrituras, sigue siendo una amenaza; pues aun hoy; los judaizantes buscan hacer regresar a los cristianos a las tradiciones judías, tradiciones y costumbres que ni siquiera ellos en su tiempo, pudieron llevar. JHL 24/03/19

Write a comment:

Your email address will not be published.

Síguenos: