ESTUDIO DE GALATAS, 2ª Parte.

Ciertos cristianos judíos radicales llamados “Judaisantes”, creían que las practicas del antiguo testamento, como es: (La circuncisión, la restricción de alimentos, el guardar el 7º. Día y celebrar las fiestas judías) eran obligatorias para todos los creyentes en Cristo; ellos buscaban convertir a los cristianos gentiles en judíos. Hechos 15, habla del concilio realizado en Jerusalén, donde este delicado asunto fue tratado. Los cristianos de Galacia eran principalmente griegos quienes desconocían las costumbres judías, ambos grupos, (judíos y griegos) creían en Cristo, pero con diferente forma de vivir la fe. Los judíos radicales viajaban grandes distancias para señalar las “faltas” a los nuevos creyentes, sus motivos tal vez eran: 1) Integrar a los nuevos cristianos al judaísmo, 2) Expresar su amor por sus tradiciones judías, 3) O sentían celo por el éxito de Pablo, quien siendo judío trabajaba en la conversión de los gentiles. Ya sea que fueran sinceros o no; las enseñanzas judaizantes afectaban la sana fe de la iglesia de Cristo y sus acciones debían ser contrarrestadas. Pablo no dijo que todo lo judío fuera malo, pues el mismo adoro en el Templo y asistió a las festividades religiosas: pero estaba consciente de que la salvación para judíos y gentiles; depende únicamente de la fe en el sacrificio de Cristo.

Los judaizantes deformaban la verdad; pues aunque declaraban creer en Cristo, negaban que el sacrificio de Jesús fuera suficiente para alcanzar la salvación. Fue por ello por lo que Pablo enfáticamente dijo: si un ángel viene y predica otro evangelio sea anatema: así que el mensaje no puede y no debe ser cambiado, con palabras fuertes Pablo dio a entender lo serio del asunto. En Gal. 1:12 Pablo explica que el mensaje lo recibió directamente de Cristo. (13-14) Que era un judío ejemplar. (15-16) Que había tenido una conversión real. (18-19) Y que fue confirmado por los otros apóstoles. Pablo habiendo sido un hombre muy religioso, sincero pero equivocado; su encuentro con Cristo lo transformo y desde entonces, dedico su vida a la predicación del evangelio entre los gentiles.

Para ser realmente judío se debía ser descendiente de Abraham y ceñirse a las leyes judías; los gentiles son aquellos que no son judíos, ni por raza ni por religión. Los judíos evitaban contacto con los gentiles por temor a contaminarse, no obstante que Jesús hablo muchas veces del Amor del Padre para con todos al referirse por ejemplo a; (la viuda de sarepta y Nahaman, Lucas 4:25-27, a la samaritana, Juan 4:23-26 etc.), dando a entender que desde siempre, Dios planeo salvar tanto a judíos como a gentiles. Gen 12:3, Isa 42:6 y 66:19, y a su tiempo Dios mismo comenzó a movilizarlos para cumplir la tarea, Hechos 8:1-8 y 10:28. Apreciable lector; del mismo modo en que Dios escogió a Pablo, a Jeremías y David etc., lo ha escogido a usted para cumplir una tarea especial, el cambio radical de Pablo, quien después de ser un religioso extremista y peligroso perseguidor de la iglesia; le vieron convertirse en un cristiano ferviente, este hecho sorprendió a muchos hasta hoy; y su testimonio sigue siendo un modelo de conversión, de igual manera nuestra vida debe ser, un testimonio que glorifique a Dios por lo que él ha hecho en nosotros. JHL 10/03/19

Write a comment:

Your email address will not be published.

Síguenos: