Si los pensamientos nos hacen recordar el pasado, que sea para “reconocer de donde nos sacó el Señor y agradecer todo lo bueno que ha sido con nosotros”. Uno de mis Salmos favoritos es el Salmo 103 donde el salmista dice:

“Bendice alma mía a Jehová y bendiga todo mi ser su santo nombre; bendice alma mía a Jehová y no olvides ninguno de sus beneficios, (él te perdona, te sana, te rescata, te corona, te rejuvenece). “

Y qué mejor que estas fechas en que acabamos de concluir un año e iniciamos uno nuevo; para agradecer a Dios su misericordia. Si bien las pruebas no han faltado, sabemos que en Cristo somos más que vencedores. Hemos vivido experiencias extraordinarias, pero esto es solo el comienzo, de algo muy grande para nuestra nación y el mundo. Mucho camino nos resta, así es que tomemos fuerzas en el Señor y que el Espíritu Santo, llene nuestra vida de gracia y poder para seguir haciendo la tarea que Jesús nos encargó:

“Por tanto vayan y hagan discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, enseñándoles que guarden todas las cosas y he aquí yo estoy con ustedes todos los días, hasta el fin del mundo.” Mateo 28: 19-20.

Gracias doy a Dios por cada uno de quienes forman parte de Vid Abundante, por su lealtad y entrega en la obra. Dios les recompense abundantemente… Y vayamos más allá.

Write a comment:

Your email address will not be published.

Síguenos: