Marcos 9:14-25

Esta palabra contiene un principio muy poderoso, por lo general se le relaciona  con la posibilidad de recibir algo y efectivamente, puede ser que recibas si es la voluntad de Dios”, pero también se significa hacer algo, Jesús desafío a los discípulos, a poner en práctica una fe obediente. Creer en Dios es algo bueno, pero creerle Dios es mucho más grande; estudiar medicina es bueno, pero ejercerla es mejor. Un hombre puede pasar su vida en la banca del templo, leer la Biblia y escuchar sermones y no moverse; es como vivir junto al mar y quejarse de ser pobre, ya que Dios solo le dio mar y tierra. Dios nos dio no solo la creación; sino al creador. Pablo no se cansaba de decir: “Gracias sean dadas a Dios por su Don inefable”. 2 Cor.915, daba gracias por el regalo maravillo de la Vida Eterna, daba gracias por las revelaciones de cada día, daba gracias por la fe, para abandonar las cosas viejas; daba gracias por las nuevas misiones, por los milagros, el Don inefable en Cristo Jesús es inmedible, no tiene límites: Cristo es nuestro.

Al que cree todo le es posible: significa que le es posible porque está creyendo, porque está actuando en consecuencia con lo que cree. Al que cree y hace lo que Dios le mando hacer, todo le es posible. Al que cree; le es posible madrugar, moverse, ir más allá: Abram escucho el llamado y obedeció; salió sin saber a dónde iba, pero sabía que Dios le guiaba, Gen. 12:1, Isaac obedeció al Dios de su padre y venció la envidia, la calumnia, el desprecio: y Dios lo llevo a Beersheva, Gen. 26:23, que significa lugar amplio y espacioso. Al que cree, le es posible perseverar y resistir en la adversidad. Al que cree le es posible planear, sembrar, esperar, ahorrar, buscar. Al que cree le es posible, someterse, capacitarse, disciplinarse. Al que cree le es posible, luchar, aguantar y  esforzarse. El mensaje es muy claro, todo es posible al que está creyendo y no a otro: si tú crees en lo que estás haciendo, debes actuar en consecuencia.

Vayan y hagan discípulos, dijo el Señor a los que habían creído Mat. 28:19. Vayan y den de gracia, lo que de gracia recibieron. Mat. 10:8 Vayan y den gracias, dijo el señor a los ex leprosos. Lucas 17:12-19  Es muy difícil que alguien alcance algo, si no cree. Por ejemplo: para prosperar en la escuela y tener éxito profesional, debes creer. Para progresar en un trabajo, debes creer. Para avanzar en los negocios, debes creer. ¿Cómo sacrificarte y consagrarte por algo en lo que no crees? Las personas que se destacan por sus logros en la vida, tienen  algo en común; creen en aquello que hacen. Debes  creer; que Dios es quien es, que Dios tiene un plan, que Dios te ama, que Dios envió a su hijo al mundo a salvarte. Debes creer que Dios envió su Espíritu para llenarte, Hech. 1:8, debes creer que este día fue planeado para bendecirte, para sanarte, para liberarte… No puedes quedarte allí, créele a Dios, recibe tu bendición y compártela. Porque al que cree… Todo le es posible. J.H.L.

Write a comment:

Your email address will not be published.

Síguenos: